Actos Lingüísticos: Pedir

Hacemos uso del lenguaje no sólo lo como una herramienta para describir una realidad, sino que también podemos generar una nueva realidad, pues resulta que cada vez que hablamos, podemos reafirmar o modificar la realidad en la cual nos encontramos.

La coordinación de acciones se genera a través de pedidos, ofertas y promesas y nuestra vida diaria se basa fundamentalmente en los actos de pedir, ofrecer, hacer promesas y cumplir promesas.

Dentro de este bloque de gestión de compromisos hemos estado desarrollando los diferentes actos lingüísticos y como es que a través de ello se motiva a la acción y su rol dentro de la generación y cumplimiento de compromisos, y vamos a seguir ahora con el acto de “Pedir”.

Para lo cual nos seguiremos apoyando en un diccionario como wordreference para revisar el significado de la palabra “pedir” y encontraremos las siguientes acepciones:

  • Rogar a alguien que dé o haga una cosa: pedir la hora.
  • Poner precio a algo: pides mucho por la moto.
  • Requerir una cosa,exigirla: pedir un aumento de sueldo.
  • Querer,desear o apetecer: solo pido que esto termine pronto.
  • Exponer alguien ante el juez su derecho o acción contra otro: pedir justicia.
  • Mendigar,solicitar limosna: pedía en la puerta de la iglesia.
  • Solicitar a la divinidad una gracia o un don: pedir por la paz en el mundo.

De ellas tomaremos como base para la gestión de compromisos las relacionadas a los requerimientos que podemos hacer para satisfacer nuestras necesidades, pues resulta que hay algo que queremos que otra persona haga o nos provea y por lo tanto tenemos que estructurar un pedido.

Por lo tanto para estructurar nuestro pedido hay que tener en cuenta los siguientes elementos:

  • A quién pido: en un pedido tenemos a 2 actores, por una parte el “Cliente” que es quien necesita que se ejecute alguna acción y el “Proveedor” que es la persona que podría ejecutarla.
  • Lo Qué pido: es la acción que solicito, algo hace falta, es la razón para la cual hago el pedido y que va a generar una acción futura para poder satisfacer mi pedido
  • Condiciones de satisfacción: cómo y dónde tiene que ejecutarse la acción. Muchos de los problemas que se presentan en la gestión de compromisos suceden por no dejar claramente establecidas cuáles son aquellas condiciones que deben de cumplirse para que el Cliente se considere satisfecho.
  • Un tiempo: para cuándo requiero que se ejecute la acción por lo que considera establecer un plazo máximo dentro del cual espero que se ejecute la acción.
  • Transfondo de obviedad: son todos aquellos elementos que tienen que quedar explícitos para el entendimiento claro entre el cliente y el proveedor sobre el pedido y que muchas veces omitimos pues consideramos que se dan por sobre-entendidos pero un simple repaso nos puede resultar útil para asegurar el entendimiento claro y común sobre el pedido.

Si tenemos en cuenta y cuidado de todos estos elementos al momento de estructurar nuestros pedidos aseguraremos una buena gestión del cumplimiento de nuestros compromisos. Por nuestra parte nosostros nos comprometemos con el pedido y eso significa llevarlo a cabo de manera correcta y completa. Del mismo modo tener en cuenta que estamos haciendo un juicio de competencia pues estamos considerando competente a nuestro proveedor, es decir que tienes capacidades para ejecutar lo que le estamos solicitando.

Un pedido se transforma en promesa sólo cuando la otra parte se compromete a llevar a cabo la acción que se le solicita; y del mismo modo una oferta sólo se transforma en promesa cuando la otra parte acepta que realicemos la acción que estamos proponiendo.

Todo esto se tiene que desarrollar en un contexto de sinceridad y confianza, lo cual parte por dejar claro para qué estoy solicitando algo, por que es importante para mí que alguien ejecute una acción y por lo cual espero que la otra persona se comprometa conmigo de manera sincera en ejecutar la acción tal como lo requiero; y cuando se culmine con la ejecución del pedido tengo que brindar una declaración de satisfacción, es decir tengo que manifestar mi satisfacción o insatisfacción con la forma en que se ha ejecutado y por lo tanto que se ha cumplido o no con lo que he solicitado.

Como muchas cosas en nuestra vida esto requiere una práctica constante por lo que le pido reflexionar sobre como le van al momento de estructurar sus pedidos, ¿está dejando todos los elementos claros?, revise si está teniendo problemas para ejecutar sus pedidos o si a sus proveedores les está resultando fácil ejecutarlos, con qué frecuencia realiza una declaración de satisfacción o cierre del pedido con su satisfacción.

———-

Me encantaría contar con tus comentarios y saber tu opinión.
Espero que este artículo haya sido de tu interés y utilidad. Si te gustó compártelo con tus amigos o colegas dando click al botón de Twitter, Facebook, LinkedIn, Tuenti o Google+.
Si deseas contactarme, estaré gustoso de interactuar contigo. Gracias.

Deja un comentario