El Joven Príncipe (esto también pasará)

Así como cada taller lo inicio con una historia, también la culmino con otra, y en este caso les presento una historia, la cual redacte hace muchos años con el fin de enviárselo a una amiga que se encontraba con algunos problemas y que cada cierto tiempo que encuentro a un buen amigo o amiga en una situación difícil se la comparto.
En su momento no encontré la fuente original, por lo que tuve que recrearlo con mis palabras en base al recuerdo que tenía de aquí que les muestro una nueva versión que espero les guste y sea útil.

El Joven Príncipe

Hace mucho años en un vasto imperio gobernaba un poderoso rey de amplia sabiduría, justicia y un noble corazón que había hecho crecer mucho sus reinos y al cual sus súbditos lo amaban y respetaban. Luego de muchos años de gobernar este imperio el rey notándose ya viejo decidió retirarse por siempre de su trono y dejar la posta a su hijo un joven príncipe, su querido hijo.

Lo mando a llamar y muy seriamente le encargo la nueva misión que iba a emprender encomendándole que fuera muy cuidadoso, noble y justo en sus actos. El joven príncipe se sintió sorprendido y un poco asustado pues era aún joven y sentía que no tenia mucha experiencia, por lo cual dudo y le pido a su padre que no se retire y que siga a su lado.

El rey decidió depositar la confianza en su hijo y le dijo que el le iba a dejar un presente que iba a a ser el secreto para solucionar todos sus problemas. El hijo entre sorprendido y entusiasta le pidió que le dijera de que se trataba.

“Mira hijo” … le dijo su padre … “cuando te sientas en problemas y no encuentras la solución aquí te voy a dejar esta cajita, aquí encontrarás la solución a tu problema, así que no te preocupes y convierte en mi sucesor, en ti deposito toda mi confianza”.

Fue así que el rey tomo su merecido descanso y días después el joven príncipe asumía el trono y comenzó a ejercer su gobierno muy bien tal como le esperaba su padre. Pasaron algunos años y una crisis asoló el imperio el cual se encontraba a punto de una guerra civil interna, la comida escaseaba y podía ser invadido por tropas extranjeras.

El joven príncipe entró en desesperación y empezó a armar una comitiva para ir en busca de su padre, cuando de pronto recordó el mensaje que su padre le había dejado y presuroso corrió donde se encontraba la cajita con el secreto que le resolvería todos sus problemas.

Mientras sus manos temblaban de la emoción abrió la cajita donde encontró un papelito enrollado, lo desplegó y en el leyó solo tres palabras “esto también pasará”.

Moraleja
Para algunos puede resultar una forma fácil de ver los problemas o de ver la vida, pero en esta frase hay mucha verdad, todo problema por más grande y complicado que sea en algún momento va a pasar y muchas veces cuando veamos el pasado sonreiremos y pensaremos que aquello que en algún momento no le vimos salida después pudo arreglarse de manera feliz.
Eso si debemos actuar siempre con buen juicio y tomando la mejor de las decisiones de acuerdo a las circunstancias. Por eso si algún día tienes problemas, estas entre la espada y la pared, el tiempo no te alcanza, te falta dinero, las preocupaciones te agobian y no encuentras una salida, no te preocupes enfrenta el problema, sonríe y se feliz, porque eso también pasara.

**********

Con esto culmina el primer bloque del blog que hemos seguido a través de 75 artículos que contiene los contenidos del Curso-Taller de Análisis y Resolución de Problemas para el cual fue inicialmente planificado y justo hoy se cumplen 6 meses desde que el blog Aprende y Piensa fuera lanzado con su primer artículo por lo que aprovecho a agradecerles por su compañía durante este tiempo en esta aventura.

2 comentarios

  1. Es perfecto. Lo conocía,lo leí en un libro de Jorge Bucay. He pensado en tatuármelo ya que es la frase que define mi manera de vivir y afrontar los problemas. Tanto los grandes como los pequeños. Tengo una amiga que está pasando por una situación difícil y he entrado a internet para descagarme el cuento y llevárselo mañana. Le he comentado que mañana le contaré un secreto, este es mi secreto para ella. Esta frase se la colgaré en la nevera para que la lea cada día, podrá quitarla cuando haya aprendido a vivir de esta manera y cuando ya no necesite leerla porque ya la tendrá en su mente. Un apunte,esto no sólo debe aplicarse a grandes problemas, sino al día a día, no puede ser que pequeñas cosas o pequeños contratiempos, nos condicionen la vida y la felicidad. Me gusta tanto esta frase porque todas las personas pueden ponerla en práctica y ver los resultados, basta con mirar atrás y ver cómo salimos exitosos de problemas que creimos que acabarían con nosotros, o situaciones que nos partieron el alma. En los buenos momentos, leer esta frase, también nos ayuda a valorar el momento, a sonreír y no querer que acabe nuestro fantástico día. Es perfecta.Para mí, este es uno de los secretos del universo y de la mente humana. Saludos. XOXO

  2. Gracias por el comentario … lo estaré compartiendo con mis seguidores

Deja un comentario