Plan de Ejecución del Proyecto

Luego de los pasos anteriores ya tenemos nuestra secuencia de actividades con los recursos estimados a ser solicitados a nuestra organización y una estimación de tiempos considerando las holguras o “buffers” con lo cual empezamos la elaboración de nuestro presupuesto o entregable para nuestro plan de ejecución del proyecto en la que deberá indicar para cada una de las actividades los recursos requeridos en tiempo, costo, material, responsables, etc.

De ahí tenemos que pensar que no somos infalibles y no siempre nuestros planes resultan perfectos, por lo tanto se nos presentaran algunos problemas en el camino que tendremos que sortear, para lo cual tendremos que prever aquellos eventos con alguna probabilidad de ocurrencia que se nos pudieran presentar a través de lo que conocemos como un análisis de riesgos.

En el análisis o en la planificación de la gestión de los riesgos colocaremos la previsión de aquellos eventos que pudieran presentarse con algún impacto en nuestro proyecto ya se negativo como positivo y por lo tanto podría alterar nuestro secuencia de actividades o los recursos que tenemos previstos para su utilización.
Para cada uno de los eventos que pudieran presentarse debemos tener un cálculo estimado de su probabilidad de ocurrencia en la medida que sea alta, media o baja y un plan de respuesta ya sea para eliminar, mitigar, transferir, retrasar o aprovechar dicho riesgo. Al igual que las actividades principales de nuestro plan de ejecución este plan de respuesta a los riesgos cuenta también con una estimación de tiempos para su ejecución y recursos que serían necesarios en caso se activen las acciones como respuesta a los posibles riesgos.

Ahora ya podemos concluir con nuestro plan detallado de ejecución en la que se cuenta con el plan de actividades en secuencia, la asignación de los responsables para dichas actividades, la estimación de tiempos y recursos en costos, materiales, insumos, etc. y su correspondiente plan de respuesta ante riesgos.
Es importante concluir con este proceso con la correspondiente documentación de toda la información que pasará a formar parte de la carpeta de nuestro proyecto y por lo tanto estará disponible para cualquier revisión o análisis durante el ciclo de vida del proyecto o en una evaluación posterior de los resultados del proyecto.

Hemos seguido este proceso de elaboración del plan de ejecución de nuestro proyecto en 3 bloques que ahora les muestro en su integridad y relacionados entre sí. En teoría si seguimos todos estos pasos nuestros proyectos deberían ser exitosos, sin embargo es sorprendente la cantidad de proyectos que terminan en fracasos por una incorrecta ejecución, que será el tema que abordaremos en nuestra próxima entrega.

 

Deja un comentario