Los Mitos del Cambio

Hemos hablado ya un poco sobre el cambio y hay que reconocer que en nuestras organizaciones existen algunos mitos sobre el cambio en la empresa, los cuales le dan un aspecto negativo cuando de cambios se habla, y que vamos a revisar:

Cambio = Peligro
Muchos ven al cambio como un peligro, como una situación desconocida que puede traer efectos negativos y por lo tanto presentan una resistencia al cambio.
Dicha visión nos aleja de aprovechar las oportunidades que en todo cambio se pueden presentar y que analizado a tiempo podemos ver como rápidamente capturar.

Las tendencias actuales seguirán
Ya hemos visto en el artículo anterior la velocidad y mayor rapidez con la cual se presentan los cambios, el cual cada vez es más vertiginoso y nos obliga a estar preparados, a analizar con frecuencia la situación que se nos presenta y revisar los cambios que se pueden presentar en el entorno, en el negocio, en los clientes, en nuestros empleados, en nosotros mismos, etc.

Si no está roto, no lo arregle
No podemos esperar que un problema llegue a una situación insostenible para recién actuar. Podríamos estar ocultando la pequeña basura debajo de la alfombra hasta que nos demos cuenta que ya se formó un montículo de basura y que alguien en cualquier momento se puede tropezar y tener un accidente.

Las soluciones de ayer resolverán los problemas de ayer
Podemos seguir aplicando algunas técnicas que nos han fallado en el pasado y no vamos a tener resultados diferentes, por lo que es el momento de cambiar nuestras reglas de decisión, las políticas y lógica que aplicamos, pues será mas que predecible lo que nos va a pasar en el futuro.
Así como nos comentó Albert Einstein

Si siempre hacemos lo mismo,
siempre llegaremos al mismo resultado
Si quieres cambiar tus resultados,
tienes que cambiar lo que haces

 

Por último quiero compartir una reflexión del Dr. Eliyahu Goldratt sobre la supuesta resistencia al cambio que siempre intentamos asignar a los miembros de nuestra organización. El ser humano no presenta resistencia al cambio por que sí, sino no tomaría las grandes decisiones de la vida que lo llevan a cambiar en algunos casos de manera drástica y como ejemplo podemos tener cuando se decide contraer matrimonio, tener un hijo, ingresar a la universidad, independizarse y mudarse a un departamento, etc. y vemos todas las ganas, todas las energías que le pone a ese tipo de decisiones, todo el esfuerzo y esperanzas para salir adelante de manera exitosa.

La resistencia al cambio puede presentarse cuando se desconoce los efectos del cambio, pues el cambio no se comunicado de manera adecuada, cuando considera que el cambio le puede resultar negativo para él por información insuficiente que ha recibido y por lo tanto lo considera un peligro para su bienestar.

Veamos el cambio como una oportunidad y estemos preparados para ello, por lo tanto involucremos a nuestros equipos de trabajo para adoptarlo de la menor manera y capturar dichas oportunidades.

Un comentario

  1. buen blog ArmandosaludosJavier Paredes

Deja un comentario